Novedades del sitio

 
 
Picture of Maria Marta Castro Martín
IV Jornada "SEXUALIDAD: temas, debates, experiencias"
by Maria Marta Castro Martín - Friday, 20 March 2015, 1:25 PM
 

Participé de la jornada coordinando el taller Educación Sexual Integral en dispositivos de alumnos y alumnas con discapacidad, junto a mis colegas la Lic. Leticis Prego y la Prof. Rosana Abregu. Las tres fuimos en representación de Aases filial Bs. As 

La Jornada se realizó en  la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, el 14 de marzo de 2015. Organizada por la ONG Koinonia - Consultoría en Vínculos y Sexualidad, el postgrado en Sexualidad y Educación Sexual (FMV) y la Cátedra Libre de Sexología de la UBA, y coordinada por el Prof. Lic. Orlando R. Martín y el Dr. Juan Carlos Kusnetzoff. 

Una hora de trabajo intenso donde compartimos reflexiones y experiencias.

Cuando hablemos de sexualidad  debemos tener en claro que hacemos referencia a emociones, sentimientos, placer, comunicación, ternura, amor, procreación, expresión, vivencias, relaciones genitales, gestos, miradas,... situaciones que todas las personas vivimos y experimentamos en mayor o menor medida con o sin discapacidad.

Muchas veces cuando se piensa en discapacidad y sexualidad se cree que porque alguien tiene una discapacidad no es posible que tenga deseos asociados a la sexualidad. Es común que ante una determinada expresión de su sexualidad se escuchen críticas, opiniones encontradas y juzgamientos, sin pensar si ha tenido un espacio para poder charlar del tema, informarse y recibir herramientas y conocimientos para enfrentar experiencias de la vida, y tener así la posibilidad de disfrutar de una sexualidad plena. Sobre todo a las personas que padecen de déficit cognitivo, neurológico o con discapacidades generadas por un síndrome genético.

La vida sexual  no se limita a lo genital y reproductivo, Los mimos, el modo de seducir al otro, la manera de hablarle, componen la vida sexual de una persona y su pareja. El objetivo fundamental de la educación sexual es proveer a las personas con discapacidad  las destrezas necesarias para su supervivencia y para su inclusión social, desarrollando al máximo sus potencialidades físicas y psíquicas, encaminándolas para conseguir su autoafirmación y su autonomía e independencia, algo que necesitan en el caso de las personas con déficit intelectual en mayor medida que otras. Asimismo, se trata de dotar a familiares y profesionales de la formación y los instrumentos necesarios para facilitar dicho proceso.

 En el comportamiento sexual del ser humano tienen gran influencia factores de carácter socio-cultural. Por lo tanto se hace imprescindible que niños, adolescentes y adultos con discapacidad intelectual también reciban información sobre el tema y orientación para poder manifestar su sexualidad, social y culturalmente de manera adecuada.

 De acuerdo con la Declaración de los Derechos Sexuales Universales y aceptando que la sexualidad es algo que nos constituye como seres humanos, la educación sexual influye en el desarrollo pleno de una persona con discapacidad.     

 En la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad leemos en el punto referido a: Cuestiones de familia - Salud Sexual y reproductiva, que incorpora cuestiones como: a) el derecho de todas las personas con discapacidad en edad de contraer matrimonio, a casarse y fundar una familia sobre la base del consentimiento libre y pleno de los futuros cónyuges; b) el derecho de las personas con discapacidad a decidir libremente y de manera responsable el número de hijos que quieren tener y el tiempo que debe transcurrir entre un nacimiento y otro, y a tener acceso a información, educación sobre reproducción y planificación familiar apropiados para su edad, y se ofrezcan los medios necesarios que les permitan ejercer esos derechos y; c) que las personas con discapacidad, incluidos los niños y las niñas, mantengan su fertilidad, en igualdad de condiciones con las demás personas.

Es importante transmitir que uno los objetivos de la educación sexual integral será que las personas con discapacidad, aprendan a conocerse, aceptarse y expresar su sexualidad de modo que sean felices, y capaces de valorar la sexualidad como algo fundamental en el desarrollo armonioso de su personalidad.

Hoy día, cada vez más se está trabajando en pos de la integración de las personas con discapacidad y un indicador de ello es que cada vez más cantidad de niñas, niños y adolescentes con distintas discapacidades asisten a escuelas convencionales. Por tal motivo, docentes de dichas instituciones también tienen que formarse para que la escuela sea realmente inclusiva.

Prof. Rosana Abregu - Lic Leticia Prego - Prof. María Marta Castro Martín 

 

Prof. María Marta Castro Martín - Sexóloga educativa - info@estimulosadecuados.com.ar